CITA PREVIA. 953 458 030

Cáncer y teléfono móvil: lo que hay que saber (decálogo)

Los campos electromagnéticos de estas joyitas de la tecnología influyen, entre otros cánceres, en el desarrollo de tumores cerebrales en el lado de la cabeza en el que se pone el móvil. Para minimizar estos posibles efectos nocivos ten en cuenta lo siguiente:

1. Cuando lo lleves en el bolsillo, coloca la cara del teclado pegada hacia tu cuerpo y la tapa hacia fuera y no al revés. De esta forma recibes menos radiación.

2. Procura no llevarlo siempre encima y menos si estás embarazada. De noche, mejor apagado o en modo “avión”, que detiene la emisión de ondas electromagnéticas.

3. Usa más el altavoz: a 10 cm de la oreja el campo de acción se reduce 4 veces y es 50 veces menor a un metro de distancia.

th

4. Cambia de oreja con frecuencia y no te lo acerques a la cabeza hasta que tu interlocutor haya contestado.

5. Aléjate de quien esté hablando con el móvil, procura no usarlo si vas en metro o autobús (sitios cerrados) por respeto a los demás.

6. A mayor tiempo de uso, más efectos biológicos. Para llamadas largas usa el fijo y mejor que no sea inalámbrico, ya que emite microondas como el móvil.

7. Es preferible comunicarse a través de mensajes (whatsApp). La emisión y la cercanía al cuerpo es menor que con las llamadas.

8. ¡Cuidado! Si vas en coche o hay poca cobertura, la potencia aumenta de forma automática. La fuerza del campo magnético que absorbe el cuerpo se dispara (SAR).

9. En niños menores de 12 años los efectos son aún más perjudiciales ya que sus órganos están en pleno desarrollo.

10. De noche apaga el wifi de tu casa y, si es posible, el de tus vecinos. Algunos de los nuevos dispositivos tienen hasta 100 metros de alcance y podrían alterar tus sueños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba